El empaque es el primer encuentro físico que tiene el consumidor con la marca, por ende, cuando es apropiado y se distingue de la competencia, influye significativamente en la decisión de compra.

­